jueves, 19 de enero de 2012

Ajopere. Un condimento que no puede faltar en tu nevera.

Esta vez voy a enseñaros mi último descubrimiento en condimentos, es increíblemente sencillo de hacer y lo puedes dejar preparado; guardado en la nevera dura mucho tiempo y le da un toque especial a cualquier plato, especialmente carnes y pescados a la plancha.

En los bares de Andalucía, especialmente en las poblaciones costeras, se emplea mucho. Tiene sus seguidores acérrimos y sus detractores, ya que está buenísimo pero es cierto que puede llegar a enmascarar un poco el sabor de a lo que se le añada. Tengo un amigo que dice que se inventó para ocultar el mal sabor del pescado poco fresco.

La verdad es que desde que lo descubrí se lo pongo a todo, como siga así acabaré echándoselo a los cereales. Me encanta sobre cualquier cosa a la que se añada aceite, como puede ser un tomate picado, con un hilo de aceite con ajopere, un golpe de pimienta, un poco de sal en escamas y listo.

Necesitarás perejil fresco, lo venden en la sección de verduras de cualquier supermercado y en las fruterías tradicionales. Si no lo encuentras puedes usar perejil seco, lo encontrarás en la sección de especias, junto a la albahaca o el orégano. El fresco es mejor, pero tampoco es pecado usar el seco, la diferencia es aceptable.

Respecto al ajo, la verdad es que depende del gusto del que lo haga. Si no eres muy de ajo, pon sólo un diente, si te gusta mucho, pon tres; pero te recomiendo andar entre estas medidas (1 - 3); menos no sabe a nada y más puede ser excesivo. Aunque el gusto es tuyo y tú decides.
INGREDIENTES:

- Un manojo de perejil fresco (puedes usar perejil seco).
- Tres dientes de ajo.
- Tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN:

Lava el perejil, separa las hojas descartando los tallos. Pela los ajos , pártelos por la mitad ñonhitudinalmente y quítales la parte central, que e la que hace que el sabor se repita luego.

En el artilugio de picar de la batidora, si lo tienes y si no en la misma batidora, pon los ajos, las hojas de perejil y el aceite de oliva. Pícalo todo muy bien hasta que quede la textura de una pasta homogéna de color verde.

Pon el resultado en un tarro, lo ideal es uno de esos de cristal en los que vienen las salsas y que tengas vacío (y limpio, claro). Debes guardarlo en la nevera; al pricipio lo guardaba fuera y realmente no se estropea, pero el perejil pierde el color verde y se pone un poco marrón, lo que, sin afectar al sabor del conjunto, si lo afea un poco. En la nevera el color se conserva perfectamente por meses (aunque nunca me ha durado tanto).

Sobre la pasta añade un hilo de aceite de oliva, imñedriá la oxidación del conjunto. Cuando vayas a usarlo, pon una cucharita del preparado en un vaso pequeño, añade un par de cucharadas grandes de aceite de oliva y muévelo bien hasta que se disuelva por completo. Como está en la nevera, su consistencia será espesa, pero en cuanto lo muevas bien con el aceite en el vaso se derretirá por completo.

Ahora sólo tienes que ponerlo sobre el pescado a la plancha como si estuvieses usando aceite normal, es decir, no es una salsa que deba cubrir el plato, es sólo un condimento de sabor fuerte, que debes emplear con moderación.

Prueba a hacerlo, no te arrepentirás, podrás ponérselo a una suela de zapato y se convertirá en un solomillo.

10 comentarios:

  1. Para los que nos gusta el perejil y el sabor a ajo, tiene que estar muy bueno. Lo probaré.

    Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  2. No lo conozco con ese nombre pero hace años que lo utilizo, tengo la suerte de tener plantas de perejil en mi huerto y siempre lo hago con perejil al natural, un diente de ajo y más aceite de oliva.

    Me queda más líquido que el tuyo y estoy de acuerdo con la opinión de tu amigo de que muchos condimentos y salsas se inventaron en su día para disimular que el pescado o la carne no estaban frescos.

    En Málaga se utiliza preferentemente con los pescados a la plancha.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola de nuevo, me gustaría comentarte una cosa, si puedes enviame un e-mail a neuriwoman@gmail.com.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. No es que quede tan espeso al emplearlo. Así es como lo conservo. Para usarlo lo diluyo en aceite de oliva hasta quedar completamente líquido.

    ResponderEliminar
  5. Este lo conozco, y es ideal este condimento en una buena lubina a la plancha.

    ResponderEliminar
  6. Lo conocía, aunque no el truco de guardarlo y diluirlo más tarde en aceite; suelo hacer la cantidad que necesite en el momento. Nunca falta en mis patatas bravas...

    ResponderEliminar
  7. Lo conozco y lo he probado. Ta rico pero no es que me entusiasme demasiado, de todas formas gracias por pasarnos la receta, esta bien conocer estas cosas y además ya ni me acordaba de este condimento.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Mmm... gracias por la receta, no la conocía :))

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, estoy deseando leerlo. No te preocupes si la entrada es antigua, una alerta de correo me avisará de tu comentario.

Debido a los chimpancés que realizan comentarios ofensivos en el espacio que les deja el cuerpo entre antaques onanismo compulsivo, he tenido que habilitar la moderación de comentarios. Es muy poco tiempo tras la solicitud los publicaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...